dimecres, 19 de març de 2014

Novena etapa: Minglanilla-Motilla del Palancar














         En minglanilla, a eso de las 7 de la tarde llego el señor Valentín, en su pueblo es conocido como el Balsas, igual que su padre y que su abuelo, con más de ochenta años en un cuerpo flaco derrocha energia y afecto.

       "Que emoción he sentido al ver la republicana. La tengo puesta en el comedor de mi casa. Mirad,            aqui la llevo también en el llavero"

        Las manos huesudas y tembloroas mostraban la bandera tricolor. "A mi abuelo lo enterraron con la republicana y seis años estube sin ver a mi padre que fue preso en la guerra. Luego hambre, pasamos mucha hambre".

      "Cuando he visto la tricolor he dicho: estos tienen que ser". El señor Valentín lloraba, veía su                   bandera por las calles de su pueblo.

       Quería sobretodo ver a Loli, saludarla y darle todo su apoyo.

      Loli desde el primer día estuvo en la Marcha, va en silla de ruedas y en algunos momentos se ayuda de muletas. Pero vaya como vaya ha de ir conectada a un gotero. Su prrofesion era enfermera. Infinidad de operaciones sobre su rodilla, su pierna y su cadera que no consiguen recuperar una negligencia médica. Tenía una triste ayuda de 1200 euros que ha sido bajada ( por los recortes) a 700. Loli estuvo dos meses y medio encadenada en la plaza de la virgen de valencia y 25 días en huelga de hambre. Ni va a parar, su lucha es la de la dignidad.

      Al dia siguiente nada más salir, a unos dos kilómertros de Minglanilla, nos adelantó una movilete roja. Su conductor pasaba a nuestro lado saludando con el puño en alto. Cuando rebaso a todxs aparcó la movilete y se quito el casco. Era el señor Valentin, unx a unx abrazo a todxs los caminantes y pidió hacerse una foto con todoxs nosotrxs, quedamos en vernos aunque caigan chuzos de punta "Yo estaré el 22M en Madrid" dijo contundente.

        
      Gracias señor Valentín, conocido también por el Balsas. Usted es el abuelo que me quitaron, el abuelo de un país que se muere y que continúan matando.
        El camino hasta Motilla de Palancar duro, muy duro. Pero la marcha sigue cueste lo que cueste.
          Y llegamos a Motilla de Palancar:




Motilla, otro pueblo más en el cual recibimos el apoyo de sus habitantes. También se han acercado vecinxs de otros pueblos: Villar de Cañas, Villares del Sar, Casas Simarro. Todxs a apoyarnos, GRACIAS. En la asamblea éramos unas 200 personas entre vecinxs y plataformas. Todxs estábamos de acuerdo en que es necesario luchar. No hay ninguna razón que justifique sus actitudes contra  la población ,la debil y más desfavorecida.

































¿Para qué queremos un estado que no protege a los débiles de los poderosos, ¿Para qué un estado que no solo no hace justicia, sino que la poca que hay la utiliza para sus fines mafiosos?






Arribada a Motilla del Palancar


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada